El Azurro de festejo

Hoy celebra sus 91 años en Club Atlético Carlos Paz

Se trata de una de las instituciones más emblemáticas que tiene la ciudad.
martes, 4 de mayo de 2021 · 00:03

Hoy celebra sus 91 años el Club Atlético Carlos Paz, una institución que nació el 4 de mayo de 1930 y fue creciendo a la par de una ciudad que en aquel entonces contaba apenas con poco más de quinientos habitantes.

La historia del «Azurro» de barrio La Cuesta, no comenzó al pie de la montaña, sino en el Centro Viejo. Escribió sus primeros capítulos en una cancha prestada en la actual calle Arruabarrena, para años más tarde -en 1956- mudarse a la primer sede en calle Alberdi al 200 y donde hoy se encuentra el edificio Melos. En el año 1960, se adquiere el predio actual donde se realizan los entrenamientos y competencias. En el 2015, se consiguieron varias hectáreas en la calle Remedios de Escalada de Costa Azul (a orillas de Lago San Roque) que ya fueron cerradas e iluminadas para pertenecer al club.   

En la actualidad, el CACP alberga una comunidad deportiva de 1500 chicos y socios y con los años, dejó de ser sólo un club de futbol y se abrió al tenis y la natación. Es un espacio para el deporte, la recreación y la contención.

Unos de sus momentos más gloriosos se vivió en el año 2005, cuando el club llegó al Torneo Federal.

En la Liga de Punilla es el máximo campeón, a pesar que hace años que no juega en ella. En tenis, tiene algunos jugadores federados y sigue en crecimiento.

Carlos Marguetti es presidente del club, llegó a él cuando tenía apenas 10 años y su vida está ligada al equipo azul. En diálogo con EL DIARIO, expresó: «Mi historia con este club empezó a los 10 años y estuve jugando hasta los 15 años. Me fui y volví en el 2006, ya como papá. Desde ese tiempo, tuve distintos roles: era un papá que colaboraba, después fui vicepresidente en 2007 y en 2018, fui elegido como presidente. A mí me dio un lugar de contención y formación. Yo creo que clubes como el nuestro, se tienen que dedicar a la contención de la persona y después a la formación del jugador. Un chico que se cría en el contexto de un club, a mi modo de ver, tiene mejores herramientas para afrontar la vida. Sociabiliza, comparte cosas y lo mejor que le puede pasar a un niño es desarrollar su infancia en un club». 

Galería de fotos

Comentarios