El recibimiento al campeón

Julián Álvarez fue profeta en su tierra, la fiesta en Calchín

Informe: Luis Tórtolo /Fotos: Renata Tórtolo.
jueves, 22 de diciembre de 2022 · 09:56

Casi parafraseando a León y a Tarragó en «Carito», en Buenos Aires los festejos son intensos pero no lucen como en la plaza de un pueblo. Hubo 5 millones en las calles porteñas, hubo 15 mil personas en Calchín. El pueblo colapsó para recibir a su crack, al campeón del mundo: Julián Álvarez.

Y colapsó Calchín, en el corazón del departamento Río Segundo. Fue con una explosión de pasión, de admiración, de cariño... de amor... de agradecimiento.

El calor imperante, cercano en el mercurio a los 40 grados, se misturó con el calor popular cuando «El Araña» Julián Álvarez entró al pueblo de 2.500 habitantes, con más de 15.000 almas en sus prolijas calles y en su humilde estadio que, desde hoy, lleva su nombre. 

Niños, adultos, ancianos... embanderados con los colores nacionales y mucha presencia de River Plate también, saludó su paso en la autobomba... sus palabras en el escenario... su canto vocacional junto a sus amigos de Los Caligaris. 

Fiesta total en el pueblo, con el profeta en su tierra, por unas horas, con su medalla FIFA real y dorada en una mano y una copita FIFA de plástico (dorada también) en la otra. ¡Volvió Julián... volvió hecho un campeón!.

Comentarios