La nueva subvariante del Covid que la OMS vigila de cerca

lunes, 7 de agosto de 2023 · 19:02

El COVID-19 está lejos de ser un simple recuerdo y aún preocupa a los científicos y a las autoridades sanitarias del planeta. De hecho, en las últimas semanas, una nueva subvariante del virus, denominada como EG.5.1 y descendiente de la variante Ómicron, está ganando terreno en países como Reino Unido y Estados Unidos, entre otros.

El sublinaje conocido como “Eris” se encuentra actualmente bajo la vigilancia de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta categoría de análisis, según define el organismo, se refiere a una variante del SARS-CoV-2 que presenta cambios genéticos. Se sospecha que estas modificaciones pueden afectar las características del virus y que podrían representar un riesgo futuro.

“Sin embargo, el impacto epidemiológico no está claro en la actualidad, lo que requiere un mejor seguimiento y repetir valoración pendiente de nuevas pruebas”, señaló la agencia sanitaria.

Todos los virus cambian con el paso del tiempo, y también lo hace el SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19. “La mayoría de los cambios tienen escaso o nulo efecto sobre las propiedades del virus.

Sin embargo, algunos cambios pueden influir sobre algunas de ellas, como por ejemplo su facilidad de propagación, la gravedad de la enfermedad asociada o la eficacia de las vacunas, los medicamentos para el tratamiento, los medios de diagnóstico u otras medidas de salud pública y social”, profundizaron desde la OMS.

De acuerdo a los datos difundidos por la OMS, las primeras pruebas detectadas de este sublinaje corresponden al mes de febrero de 2023. La prevalencia global de EG.5 casi se duplicó desde mediados de junio hasta mediados de julio. Y hasta el momento, ha sido documentada en 45 países.

En los Estados Unidos, se observa el crecimiento del nuevo sublinaje del coronavirus. El prestigioso científico Eric Topol, fundador y director del Scripps Research Translational Institute, un centro de investigación en ciencias biomédicas con sede en California, señaló: “La variante EG.5 continúa mostrando un fuerte crecimiento en la última vigilancia genómica de EEUU, pasando del 11% al 17% en las últimas 2 semanas.

En tanto, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés) detalló que EG.5.1 está ganando terreno en el Reino Unido y ya representa uno de cada siete casos nuevos. Según los últimos datos actualizados, el 14.6% de los contagios registrados en el país corresponden a “Eris”, ubicándola como la segunda más frecuente detrás de Arcturus XBB.1.16.

En el mes de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a EG.5 como “variante bajo vigilancia”, un estatus que está un escalón por debajo de una “variante de preocupación”.

Comentarios