Las hierbas medicinales más ricas y saludables para el mate

miércoles, 28 de julio de 2021 · 10:10

Argentina tiene una gran variedad de hierbas y yuyos con increíbles propiedades medicinales que puedes encontrar en cualquier dietética, herboristería o tienda natural.

Estas son las hierbas medicinales más populares para el mate:

Poleo: Común de encontrar en los mates de Santiago del Estero. Actúa eficazmente en problemas cardiovasculares y trastornos gastrointestinales, su sabor es fuerte y amargo. Sedante y Alivia la tos.

Menta: Es digestiva y contrarresta trastornos gastrointestinales.

Peperina: Fácil de encontrar en la zona de las Sierras. Afrodisíaca y antiespasmódica. Es digestiva, estimulante y alivia el malestar general; similar a la menta, aporta a tus mates un toque fresco. Al añadirlo al mate le aporta un sabor que no se puede definir exactamente entre dulce o amargo, pero es muy fresco y mejora el aliento.

Cedrón: tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, y sedantes. Los fans del mate, lo incorporan al mate para mejorar la digestión o aliviar molestias luego de un almuerzo o cena abundante. Otras, prefieren aprovechar sus propiedades como relajante natural y lo toman para conciliar el sueño con más facilidad.

Marcela: se utiliza para combatir cólicos, indigestiones, acidez y otros problemas estomacales.

Salvia: Es digestiva y antiinflamatoria. 

Burrito: Es digestivo, sirve para el mate caliente y el tereré. Su sabor mentolado lo hace ideal para tomar en verano, cuando hace calor y necesitamos un toque refrescante. 

Manzanilla: En la Antigüedad esta hierba era utilizada por las mujeres embarazadas para calmar las náuseas, así como para relajar la tensión muscular durante el parto. La manzanilla tiene propiedades calmantes y, además, digestivas. Ayuda a paliar los trastornos digestivos leves, sobre todo los relacionados con la disminución de las flatulencias, la reparación de la membrana gástrica o la regulación de los movimientos de la musculatura intestinal. Incluso es una buena aliada para mitigar los dolores derivados de la menstruación.

Melisa: La melisa, originaria de las zonas mediterráneas del sur de Europa, ya era usada por los monjes carmelitas para la elaboración de su popular agua del Carmen, también conocida como agua de Toronjil, cuya finalidad es la calma de los estados nerviosos. En la actualidad se sigue usando (acertadamente) para calmar los nervios y para disminuir los estados de ansiedad. Además, parece ser que esta hierba silvestre, de color vivo y retrogusto a limón, ayuda a calmar las palpitaciones y mitigar los casos de asma.

Cola de caballo: su principal propiedad es diurética, alivia los malestares genitourinarios y es depurativa del organismo.

Carqueja: también es diurética, antiespasmódica, anticépticas, y por ser antiácida se le adjudican efectos hepatoprotectores.

Carquejilla: es diurética, ayuda a bajar de peso y es también afrodisíaca.

Ambay: alivia la tos y mejora todas las afecciones respiratorias.

Vira Vira: es antioxidante, antiinflamatoria y con fuertes propiedades antivirales.

Ortiga: es efectiva pero es muy amarga, además de difícil para recolectar porque sus hojitas son muy irritantes para la piel.

Diente de león: es muy diurética y es fácil encontrarla porque crece de forma salvaje en todos los patios, jardines o pastizales.

Barba de choclo: es dulzona y un poco incómoda para poner directo en el mate porque los hilos se pueden colar en la bombilla y taparla, es mejor hacer primero una infusión y luego utilizar ese té para cebar el mate.

Cáscara sagrada: ayuda a mover el intestino perezoso y es un potente hepatoprotector.

Sen: ayuda a regular la función intestinal cuando se sufre de estreñimiento.

Flor de árnica: por sus propiedades antiinflamatorias alivia los dolores reumáticos, musculares y da un beneficio analgésico.

Ulmaria: sus propiedades medicinales son principalmente antiinflamatorias, aliviando dolores musculares y es un muy buen yuyo antiséptico y diurético.

Salvia: es muy efectiva para aliviar procesos inflamatorios sobre todo del tracto digestivo e intestinal.

¿Cómo usar estas hierbas en el mate?

Para disfrutar de estas hierbas, es mejor utilizar las hojas secadas a la sombra, o envueltas en un lienzo suave que le pase aire o dentro de una tela arpillera donde circule aire y apenas poco de luz del sol. El tiempo aproximado de secado es de 15 a 20 días para que queden bien crujientes y sabrosas.

Luego guardalas en frascos esterilizados o recipientes herméticos. Luego cada vez que vas a tomar mate ponés dentro del mate una cucharadita de las hierbas que elijas. O podés tener varios frascos con yerba mezclada con distintos yuyos y la yerba va tomando con los días el delicioso sabor de las hierbas.

 

Comentarios