Antibióticos naturales que tienes en tu cocina y no lo sabías

viernes, 19 de noviembre de 2021 · 18:16

¿Sabes cómo funciona exactamente un antibiótico? Se trata de una es sustancia química que mata o en todo caso impide el crecimiento de microorganismos que pueden hacer enfermar nuestro organismo. No obstante, existen alimentos cuyas características que les hacen funcionar como una especie de antibiótico natural. Pueden ayudar a combatir molestias de carácter estacional como los resfriados y la tos, así como algunas infecciones leves.

Estos 'antibióticos' que la naturaleza nos brinda pueden ser utilizados para evitar caer en el sobreuso de los fármacos tradicionales, cuyo consumo es muy elevado. De hecho, su utilización excesiva hace que en ocasiones pierdan parte de su eficacia. No obstante, es importante que tengas en cuenta que el uso de estos remedios naturales no sustituye en ningún caso a los medicamentos o las visitas al médico. De hecho, es aconsejable que los utilices con precaución y moderes su uso. 

Para que estos alimentos sean eficaces y cumplan con su función, en su mayoría deberás consumirlos crudos (no todos, claro) o en infusión (que es lo más habitual). Cocinados no cuenta, ya que durante el proceso de cocción los alimentos pierden parte de sus nutrientes y propiedades.

Ajo

Se trata de uno de los antibióticos naturales por excelencia, y es que el ajo destaca por su capacidad para prevenir y combatir infecciones. Para que se considere efectivo es necesario ingerirlo en crudo (aunque también encontrarás suplementos alimenticios que lo contienen). Este alimento estimula el sistema nervioso, es antiséptico, ayuda a combatir los parásitos intestinales.

Cebolla

La cebolla resulta de gran ayuda a la hora de combatir infecciones respiratorias, ya que presenta características antiinflamatorias, expectorantes y antibacterianas. Puedes consumirla en crudo (o añadiéndola a ensaladas, por ejemplo) o agregarla a alguno de tus batidos, smoothies e incluso infusiones.

Jengibre

Tos, gripe, infección de catarro... El jengibre (especialmente en infusión) combate este tipo de síntomas y dolencias, aunque al resultar muy fuerte es preferible que moderes su consumo. También puedes utilizarlo en polvo, fresco... También estimula la circulación de la sangre, disminuye la tensión arterial y actúa como fungicida. 

Romero

El romero es una hierba ideal para combatir la diarrea, los vómitos y las infecciones de orina. Se trata además de un excelente diurético, purifica el hígado, es perfecto para las personas con diabetes y combate la fatiga. Prepáralo en infusión y acompaña con unas rodajitas de limón.

Equinácea

Si por algo destaca la equinácea, es porque favorece la salud de nuestro sistema inmunitario. Entre sus características se encuentra el tener propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Al igual que la cebolla, te resultará muy útil para combatir molestias relacionadas con las vías respiratorias. 

Eucalipto

Esta olorosa planta actúa como un potente anticatarral y fungicida y es antibacteriana, antiséptica y carminativa (es decir, favorece la expulsión de gases del tubo digestivo). Al igual que las hierbas anteriores, consúmelo en forma de infusión después de dejarlo hervir durante unos 15 minutos. 

 

Comentarios