Mascotas

¿Para qué sirven los bigotes del gato?

lunes, 12 de septiembre de 2022 · 09:11

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirven los bigotes del gato? Los gatos poseen bigotes largos y curiosos que les ofrecen un aspecto realmente tierno, pero su función va más allá de ser un atributo estético. Los bigotes son un instrumento importante que permite a los felinos desenvolverse en el mundo de manera hábil. 

Los bigotes de los gatos se conocen técnicamente como "vibrisas" y son pelos especializados que ofrecen al felino una función mecanoreceptora. Son notablemente más largos y sensibles que los otros pelos del cuerpo, además, no se hallan en la dermis, sino en la hipodermis, una zona más profunda de la piel, rodeados de nervios y un vasos sanguíneos que trasmiten información al cerebro del felino. 

La cantidad de vibrisas puede variar dependiendo de la especie aunque de forma general, la mayoría de gatos muestra entre 16 y 24 vibrisas. Las vibrisas o "bigotes" actúan como receptores táctiles y están presentes en muchas otras especies, como perros, ratas y zorros. Además, no solo están ubicadas en la zona facial, sino que también podemos observarlas encima de los ojos, en la barbilla o detrás de las patas delanteras. 

1. Ayudan a la visión de corto alcance 

La visión de los gatos se encuentra entre las mejores del mundo animal, no obstante, los felinos suelen tener dificultades para distinguir objetos próximos entre sí, especialmente aquellos de menos de 30 cm. de distancia. En este caso, los receptores táctiles les ayudan a captar los estímulos más próximos. 

2. Permiten explorar y protegerse de los peligros 

Los bigotes del gato le ayudan a permanecer alerta frente a lo que ocurre a su alrededor. La alta sensibilidad de estas hebras es capaz de detectar si algo se aproxima al felino, así como también eludir choques contra obstáculos, como paredes o árboles. Esto sucede porque las vibrisas captan las diferencias en las corrientes de aire que se producen cuando un objeto está cerca. Además, los bigotes continúan trabajando incluso cuando el animal está dormido, por lo que puede descansar sin problema. 

3. Protegen el ojo 

Las vibrisas ubicadas sobre el ojo, a modo de las cejas humanas, protegen los órganos oculares felinos, ya que impulsan al gato a parpadear cuando detectan un objeto, por pequeño que sea, acercándose al glóbulo. 

4. Permiten medir los espacios 

La longitud de las vibrisas es suficiente para medir el espacio frente al que se encuentra el gato. ¿Cómo? Estas hebras varían dependiendo del tamaño del gato, así que resultan un indicador útil a la hora de atravesar espacios estrechos. Si el lugar es muy angosto para abarcar el diámetro de las vibrisas, entonces el gato no podrá entrar. Esta es la razón por la cual los gatos son animales tan escurridizos, jamás ingresan a un sitio, por estrecho que parezca ante el ojo humano, si antes no se han asegurado de que caben. 

5.Mantener el equilibrio 

Otra de las funciones que cumplen los bigotes es ayudar al gato a mantener el equilibrio. Junto con la cola, las vibrisas le permiten al felino desplazarse de manera impecable a través de caminos estrechos sin caerse o dormir en lugares altos. A pesar de ello, recomendamos no tomar riesgos e impedir que el gato escale hasta lugares excesivamente elevados o peligrosos. 

¿Qué pasa si el gato pierde los bigotes? 

Como habrás notado, las vibrisas o bigotes cumplen diferentes funciones en la vida de estos felinos domésticos. En caso de perderlos, el gato no solo vería afectado su bienestar, sino además tendría dificultades en el día a día. Vale la pena recordar que estos bigotes forman parte del sentido táctil del animal. 

Al igual que ocurre con las uñas, cada cierto tiempo las vibrisas se caen para ser reemplazadas por unas nuevas, no debes preocuparte si esto le ocurre a tu gato. Pasados algunos días, observaras nuevos bigotes en su lugar. Pero eso sí, en ningún caso debes jugar con sus bigotes o cortarlos, ya que le provocarías una gran incomidad. 

 

 

Comentarios