Jardinería

Paso a paso: cómo convertir tu árbol de jade en un bonito bonsái

martes, 19 de septiembre de 2023 · 11:08

El árbol de jade no solo se considera una planta que aporta buenas energías según el Feng Shui, sino que también añade un toque de belleza significativo a cualquier rincón de nuestro hogar. Sin embargo, nada se compara con transformar esta suculenta en un bonsái, una habilidad que pocos conocen y que hoy te enseñaremos de manera sencilla, con consejos de jardinería accesibles.

¿Qué es un bonsái y para qué sirve?

El bonsái es un arte milenario de miniaturización, que consiste en cultivar árboles y arbustos en macetas y controlar sus dimensiones por medio de técnicas como el trasplante, la poda, el alambrado o el pinzado, con la finalidad de que se mantengan de un tamaño mucho menor al que alcanzarían en circunstancias normales. Según estudios científicos, esta disciplina tiene más beneficios, para quienes lo practican, que la simple decoración de espacios, por ejemplo: 

  • Relaja y reduce el estrés
  • Ayuda a conectarse con la naturaleza
  • Mejora la calidad del aire
  • Estimula la creatividad
  • Eleva el autoestima

Crear y cuidar un bonsái es un proceso gratificante pero que requiere tiempo, paciencia y cuidado constante.

Te mostraremos cómo lograr que tu árbol de jade tenga una apariencia pequeña y aporte un valor adicional a la decoración de tu hogar, siguiendo simples consejos de jardinería.

¿Cómo convertir un árbol de jade en un bonsái?

Poda

El primer paso para transformar tu árbol de jade en un elegante bonsái es podar las ramas más largas que tenga. Debes de tratar de dejar tres ramas largas que le darán esa forma triangular que distingue a los bonsáis. 

Propagación de ramas faltantes

Si tu jade no tiene las tres ramas, puedes plantar una de las ramitas que cortaste cerca del tallo más grueso. Notarás que comenzará a enraizar y crecerá para formar el bonsái.

Modelado con alambre

Una vez que tu bonsái tenga las tres ramas gruesas y hayas dado forma a su copa de hojas, puedes continuar guiando su crecimiento con alambre de aluminio especialmente diseñado para bonsáis. Gira las ramas para poder manipularlas y darles forma.

Paciencia

El arte del bonsái se basa en la paciencia. La formación de un bonsái puede llevar años, así que disfruta del proceso y observa cómo tu árbol se transforma con el tiempo.

Consejos útiles para convertir tu árbol de jade en bonsái

  1. Coloca el árbol en un lugar donde reciba al menos 6 horas de luz solar directa al día.
  2. Riega el árbol regularmente, pero no lo satures de agua.
  3. Abona el árbol una vez al mes durante la primavera y el verano.

Recuerda que aprender a hacer un bonsái lleva tiempo y práctica, así que no te desanimes si tus primeros intentos no son perfectos. La paciencia y el cuidado constante son clave para crear un hermoso bonsái.

Comentarios